Ir al contenido principal

Entradas

La belleza en la vida de pareja

  La belleza en la vida de pareja El enfoque gestáltico a través de Joseph Zinker*, propone una perspectiva estética para el abordaje de la vida vincular y las terapias de pareja. Esta forma es innovadora, e invita a mirar las relaciones con la pregunta fundamental: ¿Es bello lo que les pasa? ¿Quieren / pueden embellecerlo?, ¿Cómo? Estas preguntas abren un abanico de posibilidades: Nótese que no estamos hablando de parejas deficientes o virtuosas, bien o mal, o enfermas o sanas… sino de una mirada de la belleza, lo lindo, lo atractivo o agradable. Es que entendemos la pareja como un encuentro creativo, recíproco, con la tarea de formar un equipo aliado, “que juegue bien”. En tiempos de auge del individualismo, es bueno destacar que somos un equipo y que no se trata de dirimir o competir, sino de ensamblar y promover lo creado de a dos. La pareja no es un campo de reivindicaciones personales, sino de complementación y potenciación recíproca. Con el o
Entradas recientes
  Las necesidades del corazón     Todas las mañanas, temprano, los pájaros tienen mucha actividad… Salen a buscar su alimento, alborotados y en estos tiempos de verano, nos suelen despertar con sus chillidos, sus cantos y sus revoloteos. Están buscando alimento, comida para ellos y para sus pichones que en estos tiempos acaban de nacer y también necesitan atender su hambre. Me gusta mirarlos cuando me levanto temprano y además de agrado me traen reflexiones como estas… https://es.videezy.com/abstracto/53135-palomas-aves-animales-alimentandose-en-el-suelo   Todas las mañanas, nosotros salimos con una tarea a la vida, cada uno a su lugar. Tenemos hambre, hambre físico, pero también tenemos hambre emocional. Hambre de afecto y hambre de valoración . Así cada uno de nosotros, nos levantamos con la necesidad de no llegar a la noche, sin haber sido valorados y reconocidos. Hambrientos de afecto salimos al mundo: El Guarda del tren, el bancario, el deportista, el tripu
    Trastorno adaptativo…¿el dolor de la vida?   Los cambios, avatares, sorpresas y desencantos de la vida nos conmueven tanto a veces, que perdemos el equilibrio, el ánimo, la orientación y hasta el sentido de la vida. Stress, malestar, alteración emocional, ansiedad y/o tristeza, junto con las alteraciones del sueño, la sexualidad o la alimentación se suman a comportamientos “extraños” y errores de interpretación. “Decí por Dios que me has dau, que estoy tan cambiau, no sé mas quien soy”, señalaba el tango hace décadas. * A esto se puede agregar, consumo de sustancias adictivas, temores y preocupaciones y sensaciones de duelo por “paraísos perdidos”… Hoy la ciencia los asocia con el nombre de trastorno adaptativo e intenta conceptualizarlos con exactitud. Mientras tanto, nosotros los vivenciamos en relación a nuestra manera y nuestra historia y al momento que transcurrimos, y junto con los soportes que tenemos y nuestras propias herramientas, nos suman para padecer o
  Decisiones decisivas…                                                  “El arroyo partido”   Atravesamos momentos en la vida que resultan de verdadera transformación de nuestro camino y destino… A menudo, se nos escapa, en el vértigo de lo inmediato, la importancia y trascendencia de lo que se jugó y definió en aquel momento y que a partir de allí, algo cambió tal vez para siempre. Si miramos retrospectivamente, vemos que parte o mucho del hoy, es consecuencia de aquel momento ya remoto que aún determina nuestros próximos pasos. Es oportuno entonces, conocer esta historia: A unos 15 kilómetros de San Martín de los Andes, llegando por la fabulosa ruta de los 7 lagos, un pequeño y vivaz arroyo atraviesa la ruta, por debajo del puente. Es el Arroyo Partido, y no se destaca mayormente, de otros tantos que surcan la zona. Sin embargo, esconde un curioso secreto. Allí, justo debajo del puente, el arroyo hace honor a su nombre y se divide en dos pequeños brazos y se parte
                                           La realización personal   Termina un año. Más diferente de otros. Los planes, procesos, crecimientos personales y vinculares, se vieron dificultados, entorpecidos y a veces hasta bloqueados… No todos. Fue un arte creativo adecuarse a las limitaciones de la pandemia y como alguna vez dijimos: “hacer lo posible para hacerlo posible ”. Así fuimos, así llegamos y esto nos pasó. “No han podido conmigo” me decía una vez una persona, cuya madre había intentado interrumpir el embarazo de ella… hacía ya más de 60 años. Y esa frase era re significada periódicamente, a lo largo de su vida. Resiliencia tuvimos todos. Más o menos, pero supimos afrontar de distintas maneras estas adversidades y ser y hacer un año más. No descartamos aún la posibilidad de que un rebrote de la pandemia, nos devuelva al tiempo de las mayores restricciones. Estas u otras. Que hay también otros problemas, trabas y dificultades, y es esa nuestra historia y
              El  intercambio emocional, esencia de los vínculos afectivos ·           Imágen de “Love”, de Alexandr Milov El intercambio emocional, como señalamos en otros artículos del blog, consiste en transmitir afecto y reconocimiento: “Un abrazo y un aplauso”. Voy a referirme aquí a una relación de pareja, pero mucho de lo descripto puede aplicarse también a las otras relaciones de afecto. Todos necesitamos esos dos “nutrientes del niño interior” y esperamos que quien nos elige, quién nos quiere, nos lo diga, y nos lo demuestre. (Palabras y hechos) ¿Lo hacemos nosotros suficientemente con ellos? Las parejas conforman un sistema cerrado, de energía recíproca. Es la transmisión de emociones, lo que energiza los vínculos. La energía enciende la relación y deviene en proyectos comunes y se multiplica. Nos hemos elegido como única fuente de esa necesidad y honramos esa elección si la atendemos suficient